viernes, 22 de noviembre de 2013

Oscar Patricio Novoa


MI ETERNA MUSA 

Silueta hermosamente tallada
Por el prodigio acertado de la vida 
A la vez tan frágil y delicada 
Ninfa en mis sueños, concebida

Eterna musa de mi fascinación 
Que entras en todo momento a mi ser
Dándome la pauta, de resaltar al querer
Inundando de amor, mi corazón.

Prodigioso y mágico ser
Motivo de mi eterna inspiración 
Del verbo amar, llamado mujer 
La nota más dulce de mi canción.

Mi eterna musa de tardes grises
De hermosos amaneceres a tu lado
De paseos por el campo, muy felices
Soy tu loco y ferviente enamorado.

Musa del espacio y del tiempo
Del rio, la cascada y el nevado 
Del libro, el poema y la oración
Musa, que al fin, te he encontrado
Y escribir para ti, me llena de emoción.

Marina Aguirre


Paradoja

En la helada tristeza
y gris bruma de mis días.
En la incomprensible quietud
y el desorden de mis pensamientos.
En la lucha mental contra mi cuerpo
y tratando de comprender la necedad del corazón.
En este lugar sin saber porque es este el lugar
y porque pareciera que es donde permanezco.
En este padecimiento que no termino
y es porque no encuentro el motivo de su existencia.
En esta noche que volviste
y se esfumaron los fundamentos de estos versos.
En este instante en el que se  el motivo 
y es que tu ausencia es caos.
En este día de retorcidas paradojas
y como si fuera una encrucijada pasajera
Tomé la decisión más dolorosa
pero la única certera.

LOCARVE

SI SUPIERAS

Si supieras las ganas, 
que tengo de amarte,
de atarte a mi pecho 
y nunca soltarte.

De caminar contigo,
agarrada de tu mano,
de pararme frente al mar
y de su paz los dos disfrutar.

De mirarme feliz,
en tus ojos color esmeralda,
y descubrirme loca de amor,
ilusionada y enamorada.

De gravar tu nombre,
en mi corazón,
porque para hacerlo,
tú siempre me das una razón.

si supieras las ganas,
que tengo de amarte,
pero aún es temprano, 
solo me permito soñarte.

Humberto Dib


Todo un circo

Se conocían desde muy pequeños, sus padres habían trabajado toda la vida en ese circo, así que jugaron, crecieron y se enamoraron entre animales, cuerdas, zancos y carromatos. Con el tiempo, él se convirtió en Tatín, el payaso, ella en Mamba, la encantadora de reptiles. Pasaron años muy felices hasta que la muchacha comenzó a notar que la carpa le quedaba chica, aseguraba que en aquel muladar nadie podía sentirse digno. Sus reclamos fueron creciendo al pulso de la inacción de su novio, por lo que, ya desilusionada, se dejó convencer por el primer embuste frondoso de cierto empresario de la capital. Desesperado, el payaso le prometió un mundo nuevo, otro cielo, en fin, hasta le juró que se volvería equilibrista y que no usaría red sólo por ella, pero ya era tarde, antes de que comenzara el espectáculo, encontró una escueta carta de despedida al lado de los potes de maquillaje, justo debajo de la gran nariz roja.
Dicen que nunca estuvo más gracioso que esa noche, los niños se orinaron de la risa, pero el cocodrilo -que sabía toda la verdad-, al ver cómo los enanos apaleaban a Tatín contra un coche destartalado, no pudo contener las lágrimas.

Sandra Méndez


AÑORANZA

¿Porqué tanto dueles?
este corazón te extraña
aturdes mi alma y mis pensamientos
dolor que corroe 
necesidad encontrarte en el viento
nunca nos prodigamos nada
sin embargo nos dimos todo.

Tengo tanto miedo 
de sentir lo que advierto
en la melodía de la brisa
no puedo tenerte 
sin embargo te encuentro
surcando el camino 
donde los sueños son inciertos.

La vida nos entrelaza
mostrándonos un mañana
de quimeras y nostalgias
donde la incertidumbre
seguirá su andanza.

Danilo Zárate Pacheco




Mi enferma obsesión por tutearte.

Si te vas
no me digas dónde

no me digas dónde
ni cuándo
ni por qué

No me digas adiós
solo vete

No te lleves nada de mí contigo
sino te buscaré
sabes que puedo olerme.
No me temas

¡No me temas!

No bajes la mirada,
perdóname.

No dejes huellas
no dejes nada significativo
nada que pueda atraerme
ni siquiera el papel del Sugus
ese que te regalé la primera vez,
sé que aún lo conservas
está en tu monedero violeta.

Sé que hay música que compartimos
y que vamos a olvidar

No habrá distancia más que la noche
o las diez pieles
o las ochenta uñas clavadas en mi espalda
(el pulgar nunca se clava)

No quiero que me recuerdes
ya que me atraerás a ti
sé que a veces el abecedario puede ser escueto
quizás esté utilizando mucho la negativa
es que no puedo parar con la obsesión

Solo te pido
deja el ovalo de tu cabeza
en la almohada cubierto por sal
que no quede ninguna huella
te pido que borres las fotos,
la remembranza,

las palabras
que borres mi nombre de tu cabeza

Si te vas a quedar
sobreviví,

sobrevíveme.

María de Lourdes Casanova



ES SUPER SENTIRSE ASÍ.

Hoy lo mandé a volar 
le dije de todo, 
y lo borré de mi alma, 
y de mi vida.

Y en lo que estaba más adolorida, 
empezaron a llegar detalles
y amigos bellos de toda mi vida, 
es como si el señor
se hubiese complacido
y me hubiese sostenido todo el día

Y para completar el día 
y llevarme hasta el cielo
tú mi jilguero con piel y voz de caramelo

Y tú mis labios de miel 
y palabras de aliento 
que me encanta escucharte 
y tenerte entre mis jilgueros.

Gracias por existir 
y obsequiarme tu cariño,
justo ahora 
que se llenan mis ojos de lágrimas, 
como llanto de niño.

Tierno ser de piel canela, 
abrázame en tu miel 
desde el cuerpo hasta el alma
se mi jilguero siempre
en tiempo de paz y de calma.

Parece ser que todos
sus fuerzas aunaran 
para sanar de mi pecho
de tal mortal herida
y con todos ustedes 
siento que vuelvo a la vida.

Sandra Méndez


RÍO DEL BESO

Sigue a tu corazón
muéstrale que puede soñar
surcando los mares y montañas
buscando la caricia del firmamento
entre estrellas y las galaxias
que danzan para la unión 
de las almas
átomo y células
jugando en la búsqueda
de la fruición
entre fuego y agua
donde se consumen
pasiones del encuentro.

Ese sueños que anhela 
ser una realidad 
en algún tiempo
que sin temor
muestra el amor que siente.

Ya es la hora
dar el salto
sin desconfianza al mañana
pues al tomarse de la mano
surcaran el infinito
las esperanzas 
belleza de las alas.

Beso que con timidez
inicien el desplazamiento
como cual rio
que engrandece la caricias
desbordándose sin ninguna prisa
momento sublime
del grito en el infinito.

Edelmira Soria


BAÑO DE LAGRIMAS. 


Cubro con sabanas de seda tu recuerdo
para cuando toquen mi mente
no sienta cuchilladas por el cuerpo. 

Opto por la suavidad 
que lentamente me ayudaran a superar tu silencio. 

Pinto de colores el corazón y los adentros 
configuro una fiesta en mi alma
para borrar los te quieros. 

Bajo melodias del mismo cielo
lo malo es que las melodias
aun hacen sentir tus caricias
en mi pelo. 

Corro lejos del lugar
para ver si te olvido
tonto sacrificio
mi corazón por tí esta vivo. 

Siento que tus caricias aun me queman con el alva
quise que lloviera
para que las llamas apagaran. 

Ingrata soledad
son mis lagrimas
que el alma me bañaban. 

Modesto Iván Zepeda Jr


Sobredosis 

Me siento como en medio de una muchedumbre que clama muerte, que se muerden las uñas por mirar mi sangre desparramada en esta tierra que ya no es sagrada, que esta llena de lágrimas y sudores de millones de humanos que lo dieron todo sin recibir nada y al final de cuentas, si al final de cuentas no dieron nada. Floto como alma en pena de un astado en una plaza de toros, donde yo soy la bestia que tiene que morir, y miles de toros aplauden para que yo reciba la estocada mortal y deje de existir. Camino entre lenguas de crónicas agonías, entre aspavientos de lamentos que jamás serán escuchados, donde ni la gente que habita los cementerios descansa perpetuamente. O Sodoma y Gomorra ahora entiendo el mal a flor de piel, si Noé construyo un arca para salvarse, que ocupo edificar para escaparme de este veneno tan vil y cruel?. Imploro perdón a todo aquel que mal le causé, en especial a mi madre donde quiera que este, hace tanto que se fue para nunca volver, como lo haré yo esta tarde donde no para de llover, donde sin yo querer ya me toca fenecer, por esta sobredosis que me aparto de amar, de querer, y que desde hace tiempo se apoderó de mi ser. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Marina Aguirre


Sueño

Que sueño te trajo
esta madrugada.
Que medio perfecto
para besar tus labios.
Soñar, acto sublime!
único puente hacia vos.
Tu cuerpo es palpable,
tu aliento tibio
Tus ojos destellan
el reflejo de los míos.
Un sueño, un instante
fantástico!

María del Carmen Pedrozo

"AQUEL INSTANTE"

__*En cada mirada
busco tus ojos...
Una canción que me
recuerde "aquel instante".
Tu sonrisa cálida
que contagia la mía.
Tus manos me tocan
con gran emoción.
__*Siento el cálido aroma de café.
Sonrisas y miradas cristalizadas
sabor a menta.

__*Un brindis por nuestro amor
con licor y caramelos...
Y que el dulzor quede grabado
en esa mezcla de aliento
y de sabores de un amor eterno.

__*Todavía escucho
tus promesas de amor...
Y frases tiernas en un suspiro.
Lo que el tiempo se llevo
y los que aún en mi palpitan.





"AL CIELO"

__*No se trata de volar al cielo
si tu mente no tiene alas...
Alimenta el poder de hacerlo real
al lugar donde quieres llegar.
No es preciso que el creador
te venga a buscar...

__*Eleva tu mente y elige 
la mejor estrella para pintar.
Sobre nubes blancas
escribe tu nombre.
Con los colores azul del mar
escribe una canción.

__*Hecha una mirada
al mundo,cuan lindo es...
Viaja en una nube a un bello lugar,
guarda los mejores recuerdos
en una estrella de cristal.

__*Y en tu viaje de retorno
será el que nunca olvidarás.
Quedarás tranquilo
porque en el cielo
está escrito tu nombre
"ese será tu lugar".



"YA NO TE QUIERO"

__*Te quice tanto,tanto
pero hoy ya no es lo mismo.
No me siento querida...
Y mi amor se va marchitando
día a día.

__*Siento la traición en mi espalda
y cada vez me siento mas lejos.
Terminaré sola y pondré fin
a sombras oscuras,que perturban mi vida.

__*Mientras vos te quedarás
sin mi y con malas compañías.
Te quice tanto
pero no puedo seguir
soportando solo por amor
tanta humillación.

__*Hasta acá llegué
no quiero mas dolor...
Y me dí cuenta que tu amor
no fue para toda la vida.

__*Solo los poetas como yo
pueden hablar de amor
y morir colmado en él.

Javier Gonzalo Rodriguez

El peluquero

Si algo caracteriza a mi madre es su capacidad de hacer sociales con Dios y Maria Santisima.Ella posee un abanico muy amplio y variadito de conocidos. Allá por el verano de 1988 mi pelo pedía un corte y en contra de mi voluntad de cambiar de peluquero, mi madre opto por llevarme donde un amigo. Llegamos a un garaje donde había una “peluquería” a cargo de un muchacho que era la reencarnación de Pancho Villa y que fumaba sin parar. Mi sexto sentido me decía que nada bueno estaba por pasar.
El gemelo de Pancho Villa inicio el  procedimiento habitual de colocar las capas que protegen la ropa del pelo cortado y se dio marcha al proceso de corte con tijeras, pero al correr de los primeros diez minutos el peluquero comenzó a sudar en exceso y se lo notaba nervioso, en exceso nervioso y el espejo era testigo de algo que ni yo quería creer. En mi cabeza se asomaban huecos sin pelo producto de la tensión nerviosa del peluquero y la mía comenzaba a crecer.El peluquero comenzó a retroceder mientras decía “ no puedo seguir “ y temblaba  y yo  al grito de “sacame de aca” le sugerí a mi madre que haga una hábil maniobra de evasión de ese peluquero. Entre las disculpas del peluquero ,mis gritos y la reacción de mi madre, semejante a sacar un Citroen 2 CV en tercera, salimos para donde mi peluquero.
Luego me entere que el gemelo de Pancho Villa estaba en pleno proceso de desintoxicación y mi madre en una acción filantrópica, me utilizo como conejito de indias para que su “amigo” vuelva a trabajar.
Por suerte mi peluquero y su gran habilidad hicieron que mi cabeza no quedara como Libia luego de las bombas que lanzara la OTAN.
En fin,anécdotas de la infancia…

Sandra Méndez


NOCHE

Noche de fastuosas estrellas
titilando en el confín de los sueños
aquel manto de luz
mantienes el alma extasiada.

Volando entre los astros
búsqueda del mañana.

Fugases sueños
de almas perdidas
entre orgullos y miedos
acariciando el tiempo
momento del encuentro 
tristemente se percibe desvanecido.

Pirata de quimeras
seduciendo como dueño
mieles de lo pretendido
fantasía eterna
estrellas y mundos perdidos.

Duele en el alma
extraviarse en el firmamento
sin encontrar el lugar
para anclar
la esperanza de los anhelos
dormitando entre espejismos
momentos no permitidos.

Maria Lourdes Casanova Padilla


ADIOS A MI MUSA.

Matè mi musa, por dios que la matè
me estaba asfixiando
y mis làgrimas salìan a mil
mis lágrimas tenìan ya sin luz mis ojos 
y mi corazòn estàba echo un guiñapo

Tuve que matar a mi musa 
para retomar el aliento y caminar un rato
pero tengo el sin luz y sin vida 
de quien se quiere morir.

Matè a mi musa
por diòs la matè, 
cuando me cansè 
de mirar a la distancia y no poder ver

Matè a mi musa y aun me duele el corazòn
saber que està tan lejos
y ni se si le llegò mi adiòs

Luz Molina


Frente al espejo 

Camina de frente con mucho temor,
quiere devolverse y Toma valor.
Se mira con miedo en aquel espejo,
dudando quien es esa mujer. 
Perdió la visión de su vida
sin darse cuenta de los años que pasaron.
Vuelva al espejo y mira otra vez,
se asusta y pregunta quien es la mujer.
Se da media vuelta sin mirarla mas, 
se queda pensando con la mente en blanco.

Pasaron los años se preguntó llorando,
muy desconsolada se vuelve a mirar.
¿Dónde esta la niña? ¿Dónde se quedó?
Aquella mujer de ojos brillantes, llenos de amor.
Mira al espejo descubre la imagen, 
de aquella mujer se sonrió y lloró.
Soy yo la mujer que por tanto tiempo
estaba en cautiverio...
Libre hoy yo soy, por mi propio amor.

Edelmira Soria


ETERNO NO QUIERO SER. 

Vailare con la negra
No me asusta
No me da pena. 

Los pasos
me los ha seguido
desde pequeña. 

Huesuda,
flaca,
muerte serena. 

Como le llamen
del otro y este mundo
sigue siendo
la mas fiel compañera. 

No te traiciona
no te perjudica
su turno espera 
a tu lado sentadita. 

No se atrasa
solo se aplaza
pero a todos
nos va a cargar
algun día la calaca. 

Unos le tienen miedo
otros la idolatran
lo cierto es que atodos
en el momento menos esperado
nuestros cuerpos atrapa. 

Muerte,
calaca,

No me quiero ir todavia
hasta que me de la gana
no vengas esta noche
agarrarme las patas.

No me toques la puerta hoy,
mejor tocame una serenata. 

Preferible de Jose Alfredo
para menorar la nostalgia
malditos recuerdos 
me estan mordiendo el alma. 

Eterno no quiero ser
pero en tu meza
mañana
me rehúso a comer. 

Fausto Antonio Aybar

PÓSTUMO AMOR
MICRO-RELATO

Todo está listo.
Un vestido blanco, nieve, claveles, azul cielo.
- Qué hora son, por qué no llega.
El banquete predice que los glotones no faltaran, que las chismosas del barrio, tendrán de sobra para comentar.
Sigue nerviosa.
- los anillos, la música.
Una llamada, una voz dice: después del tono, su llamada será facturada.
Ella no comprende, todos los saben.
En la morgue, vestido de madera quemada,
un novio espera. 

martes, 29 de octubre de 2013

Oscar Eduardo Flores


“AMOR PURO”

Te espero después del Sol,
frente a nuestro corazón grabado,
su follaje será el capote necesario,
que arrulle nuestros besos.

Las chispas de nuestros corazones,
encenderán algo nuevo,
a correspondencia de la Luna pasada,
que tan bien gozamos y adormecimos.

Esa luz de nuestros estallidos,
auguran un delirio amoroso,
es la sorpresa, une nuestros límites,
nuestros respeto, nuestra confianza.

La proclamación de nuestros sentimientos,
no es una medida de invento,
es la evocación de nuestros gestos precisos,
la altivez, de nuestro proyecto de vida.

Tendremos festejos íntimos,
de nuestra educación sentimental,
que le da a nuestros cuerpos y al lenguaje,
ese esbelto y claro honor que ¡Jamás! mancillaremos. 

Eternizaremos la trama de nuestro amor,
siguiendo las peripecias puntuales,
que logramos sortear en el camino,
de esta hermosa poesía, que pudimos ilustrar.

Sandra Méndez



¿QUÉ ANSÍAS DE MI?

¿Qué esperas de mi?
¿Qué deseas de mi?
Lo único que te puedo ofrecer es mi ser
El amor y la pasión de mi entender.

Más te vuelvo a preguntar
¿Qué apeteces de mi?
¿Qué pretendes de mi?
Piénsalo muy bien antes de contestar.

Porque lo que anheles se te concederá
te pido tengas cuidado con lo que se te otorgara 
mi corazón desentrañara 
cada elemento de lo que se te obsequiara.

Mi alma caprichosa busca amar
sin temor ni reparo para dar
mas he de decirte que espero acoger 
el mismo sentimiento de tú ser.

Si no lo puedes dar
comprenderé que me he de marchar
en busca de aquel que pueda amar
sin temor a otorgar.

Mas sin embargo vida mía
me entregas lo anhelado
me tendrás a tú lado

Oscar Patricio Novoa


EL RELOJ DE MI CORAZÓN

El reloj de mi corazón 
Ha marcado la hora del final
Y no existe vuelta atrás
Ha terminado nuestro amor
Sin reproches, ni perdón.

El reloj de mi corazón 
Ha dado su última campanada
Y es algo irremediable 
No serás ya más, mi dulce amada
Así en este intento pierda la razón.

El reloj de mi corazón está detenido
En este espacio, en este tiempo
A causa de un reprimido amor
Que va sumando en inútil sufrimiento 
Y se ha parado resentido de dolor.

El reloj de mi corazón ha dejado de sonar
Y no desea ya nunca más caminar
Es enteramente comprensible 
Para siempre, te he dejado de amar.

Nancy Mejía

CONTAMINACIÓN EN EL PLANETA

La tarde calienta los valles y el sofoco inclemente de los campos, lanza centauros chispeantes en el firmamento, la ciudad se quema como si el pecado ardiera y el castigo forjara actores de una Divina Comedia.

Arde la ciudad y la mirada desagradecida del hombre, demanda angustiosa el baño de rayos resplandecientes pero tibios, que algún día fueron añorados, pero quedaron perdidos en un pasado de mejor aire, en el que se podía respirar.

El hombre reniega y formula culpas celestiales al cielo, como si fuera el mismo Dios quien contaminara los campos y envenenara los ríos, danzando bailes de protesta y ruido en los que lava su alma, pero no limpia su verdadero pecado.

El habitad desangrado por el sueño irónico del hombre, que forra el planeta con lata y basura... ya no existe, ni siquiera sobrevive, solamente yace tendido en el suelo caliente, que ya no atribuye hijos verdes de frutos jugosos, sino piedras secas de sueños muertos.

Algún día nuestro planeta fue lar para vivir, hoy es un desierto que el hombre convirtió en lecho para morir.



Jose Luis Del Castillo


PARA HABITARTE

Para respirarte
no necesito el aire
que se agolpa terco
por entrar en mi boca

no quiero mañanas 
de primavera y flores
ni noches claras
con estrellas fugaces

para besarte
me sobran los mares
y las cálidas playas
de arena blanca

no busco excusas
de enamorado
ni palabras bonitas
para mis cartas

para llamarte
no necesito la voz
que revienta en mi garganta
ni el eco de la quebrada

no cierro los ojos
por verte en sueños
agitando tormentas
sobre la almohada

me sobran motivos
y me faltan vidas
de desteñirme en ti
para habitarte.

Nancy Mejía


DEPENDENCIA DE BESOS

Los amantes se adoraban y esperaban días enteros para tenerse. Guardaban palabritas hermosas y coleccionaban besos salvajes 
que sin dominio ni ley, hacían eternas fiestas en sus bocas
durante cada encuentro celestial, que parecía ser siempre la primer vez.

Las encimas y los líquidos solubles fabricados con dulces sabores de amor,
concurrían en combinaciones químicas, que de ser fabricadas para una tienda de besos, causarían un verdadero impacto social, 
pues nunca hubo manjar mas exquisito, que ese par de labios en plena pasión.

En tiempos de recesión y carencia de oportunidades para el encuentro de los besos, desesperados iniciaron un profundo llamado al corazón de los amantes y advirtieron sobre los posibles síntomas de tristeza y soledad, que de no ser tratados a tiempo, podrían concluir en depresión absoluta.

Los amantes preocupados y atentos a dicho llamado, lucharon incesantemente por unir esos labios llenos de pasión, que enfermos de dependencia y vicio salvaje, se juntaron para perder su forma en uno solo y se comieron boca a boca, alimentando el seco y sediento beso, que apeteció una y otra vez al sabor perfecto del amor.

De ahí en adelante, se supo que los amantes quedaron condenados a los besos eternos y que nunca pudieron alejarse, pues la amarga sensación de dejarse de besar los podía hacer morir. 

Se besaron hasta el último día de existencia y se cuenta que en noches de luna llena, brillan en el cielo en forma de luceros, que muy cerca juntan sus destellos, como si la fiesta del amor continuara la bohemia celebración de besos en el firmamento.

Sandra Méndez


EL COMPROMISO

Me comprometo a besarte cada día
con la ternura que emana
este corazón que tanto te ama.

Donde los enfados no aniden
respetando el espacio 
entre tu mundo y el mío.

Amalgama de almas
momento del Big Bang
de los sueños codiciados.

Tu libertad y la mía
herencias adquiridas
respetándose para el gozo 
camino de libertad
entre tu espacio y el mío
en cada instante de la vida. 

Me comprometo a ser yo
tu compromiso será ser tú.

Ignacio M. Pis Diez Pelitti


CAPÍTULO AUTOBIOGRÁFICO SOBRE LA VIDA DE UN AMIGO

Con la mirada cansina, la voz entrecortada, varios cigarrillos de por medio y sentados en un bar, Manuel me contaba –palabras más, palabras menos- que su vida apestaba.



Laboralmente hablando, inestable; sentimentalmente, un desastre; problemas de familia, con la ex esposa que lo descalificaba a espaldas de él y frente a su hijo, y entonces éste no quería verlo ni saber nada de él; la inspiración para escribir lo tenía abandonado, la Política era una cosa turbia y prácticamente una bosta llena de gente de la misma materia; sus días como periodista habían terminado, y en la carrera de Abogacía no daba pie con bola: nunca se sentía seguro como para rendir, y cuando finalmente lo estaba, lo bochaban en las mesas de examen.

-          Me quiero matar, Nachito- me dijo alguna vez, mientras fumábamos juntos en el mismo bar de siempre, y tomábamos un café (él, un americano cortado; yo, un americano negro) y comíamos sánguches de miga tostados, ante la esporádica mirada suplicante de los pibes de la calle que nos venían a ofrecer sus estampitas, apósitos y kits de costura, ignorando todavía que probablemente jamás irían a servirles sus rezos, ni que tampoco se fabrican apósitos ni suturas que sirvan para curar o coser las heridas del alma. Si no, pregúntenle a Manuel, que todavía no sabía cómo hacer para arreglar el lío semejante en que se había convertido su vida.

-          No tenés que pensar ni hablar así, Pelado querido- le decía yo - Sos un tipo inteligente y estás haciendo lo suficiente como para que algún día te de frutos. Tenés que ser paciente, confiar en vos mismo, darte cuenta de que sos un tipo capaz (aunque ya lo sabés, pero te lo recuerdo para que no se te olvide, por si acaso). Todo se va a ir dando en la medida que lo intentes. Todavía sos joven, sos un tipo instruido, lo tuyo es sólo mala suerte, etcétera. (creo que nunca pronuncié la expresión “etcétera” entre todas las palabras que usé para tranquilizarlo, pero por economía de espacio en el texto y en el cerebro de los lectores, valga entonces como recurso el pragmático latinismo, con el permiso que, desde ya, me he auto- concedido).

Claro está que muchas veces el pesimista era yo y le contaba a Manuel –palabras más, palabras menos- que mi vida apestaba.

Laboralmente inestable, sentimentalmente un desastre; en ese momento no tenía problemas de familia ni de hijos y sigo sin tenerlos, pero si los hubiera tenido los habría compartido con él; la inspiración para escribir a veces me abandonaba, la Política me parecía una mierda llena de la misma materia; las Letras parecían ser cosa del pasado, y en la carrera de Derecho no daba pie con bola: nunca me sentía seguro como para rendir, y cuando finalmente lo estaba, me desaprobaban en las mesas de examen. Entonces Manu me decía:

        - Nachito: etcétera-. Y si bien creo que nunca Manuel introdujo la expresión “etcétera” en sus consejos para conmigo, interpreto que yo, tanto como el lector ahora junto a mí, damos por sobreentendido lo que este etcétera quiere significar.

Durante dos años, compartí con Manuel los lugares y momentos de estudio, trabajo y distracción. Después cambiamos de empleo, más tarde quedamos a alturas distintas de la carrera, y finalmente el bar “La rambla” cerró. Él conoció a Manuela y se mudó a Buenos Aires en busca de nuevos horizontes (curiosa expresión, teniendo en cuenta la gran urbe que es Buenos Aires, y cuyos horizontes vaya a saber uno detrás de qué mole de cemento se encontrarán), aunque ocasionalmente nos seguimos viendo durante alguna que otra visita de él a La Plata. 

Con el tiempo la cantidad de visitas fue menguando, y  durante un largo tiempo no supe nada más de él, a excepción de algún que otro pensamiento, video, canción o curiosidad que fue publicando cada tanto en su cuenta de Facebook. Hasta el otro día, que lo llamé por teléfono para saludarlo por su cumpleaños.

Me contó que finalmente consiguió un buen trabajo (dos trabajos, en realidad); que su jefe le dijo que si termina la carrera dentro de un plazo determinado, va a darle un ascenso; que descubrió que el Derecho lo apasiona, que es “el amor de su vida”; que se mudó a un nuevo departamento con Manuela, con la cual comparten la morada y el amor junto al hijo de ella, al que él ama tanto como a su verdadero hijo, Simón, con el que más gracias a sus esfuerzos personales que a la intervención de algún innominado dios, ha recuperado contacto y ha logrado estrechar el vínculo paterno- filial que anteriormente estuvo tan resquebrajado; que con Simón se ven bastante seguido y que comparten tiempo y cosas juntos; que ya no siente ganas de matarse; que a Manuela finalmente le salió el nombramiento laboral que esperó y luchó por conseguir durante casi dos años; que extraña la ciudad de La Plata, y piensa pedir un traslado más adelante para poder mudarse a Florencio Varela y estar más cerca de esta ciudad.

Yo le conté que después de todo conseguí un buen trabajo (dos trabajos, en realidad, y algún que otro pasatiempo); que como soy abogado mi jefa me propuso encarar algún proyecto juntos; que si bien el Derecho no me apasiona, estoy seguro de que me gusta bastante, y que por eso no pienso descartarlo como posible medio de vida hasta que averigüe si realmente es lo mío; que sigo viviendo en el mismo lugar pero que hace poco hice refacciones y compras para adecentar un poco la morada; que aunque no estoy en pareja, últimamente siento que estoy abierto a la posibilidad de empezar a conocer  una mujer con la cual intentar construir algo lindo; que ya casi nunca siento ganas de matarme; que añoro su presencia en la ciudad de La Plata; y que ojalá que se de todo como para que venga a vivir cerca.

Y venga quien quiera a decir lo que quiera, también nos dijimos que nos queremos y que nos extrañamos; que sobre todo extrañamos aquellas tertulias en el bar “La rambla”; que coincidimos en que hizo falta que cerrara el bar para lograr que nosotros nos separáramos; y otra sarta de pavadas elusivas cargadas de machismo, para no sonar tan vulnerables al decir lo que sentimos.

Y si bien en estas pocas palabras no caben dos vidas enteras, y venga  quien quiera a decir lo que le plazca, quiero decir que a mi amigo Manuel lo quiero y lo extraño tanto, pero tanto, como para escribir esta historia que contiene su nombre. La misma que me pidió que escribiera minutos antes de cortar, el otro día cuando lo llamé para saludarlo por su cumpleaños.

A Manuel S. Ochandio

Modesto Iván Zepeda Jr


Ruta al Amor

¿Cómo puedo encontrar el amor? ¿Cómo llego a el?
Mira, veté por toda la avenida del dolor, síguela hasta que pases la desilusión y das vuelta a la derecha en la calle de la angustia, le das por tres mentiras y una izquierda en el bulevar de la decepción y la tristeza.

Te sigues por tres caídas y dos golpes al corazón, y giras a la derecha en la avenida de la soledad y el por que de las cosas, y sigues sin parar hasta llegar a la calle de la tranquilidad y la calma. 

Sigues por dos sonrisas y llegarás a la calle donde todo es posible y giras a la derecha, entre alegrías, caricias y mucho aprendizaje con toques de experiencia, llegarás al paseo del amor, entre pétalos, confeti, serpentinas y una flor, no existe forma de que te extravíes si sigues mis direcciones al pie de la letra, buena suerte. 

Luz Molina


"Niño hombre poeta"

Niño poeta
que juega entre letras,
Que con muchos chollones
aprendió a leer.

Lleno de ilusión
corría a su escuela,
lejos de su casa
por un callejón.

Nada le impedía 
llegar a su clase,
con mucha alegría
ponía atención.

Siempre de primero
levantaba su brazo,
cuando la maestra
preguntaba algo.

En su redacción
brillaba un poema
que con delicadeza 
daba a su maestra.

El niño creció
entre limitación y pobreza
pero jamás le faltó 
un buen corazón.

El cielo es testigo 
del largo camino
de piedras y espinos 
que has recorrido.

Poeta que juegas con letras: 
La vida te dio una gran lección
de amores y sin sabores,
De risas y lágrimas...

Trillaste el camino
dejando semillas,
que en un largo tiempo
su fruto darán

Muchos leerán tus lindos poemas,
recordando al poeta
que con pluma en mano, y una hoja en blanco 
Vida les dio.