viernes, 30 de agosto de 2013

Ignacio M. Pis Diez


Hábitat

Habito en un lugar donde la tristeza se ha vuelto mi hábitat. ¿Has visto al dolor convertirse en hábito, a la angustia como un estado habitual? Angustia que parece no tener causa, dolor virtual, hábito de causarse dolor. Tristeza ritual.


El miedo crece y la integridad perece en un rito que aturdiéndome a gritos se logra situar en mi alma. Sentir sin pausa el dolor de haber estado vuelto hacia un lugar donde uno mismo es la causa. Volver sin calma. Revolver sin certezas en esa aspereza con las palmas heridas en el magma de la vida. Resolver estar triste por la pereza de vivir.
Habito un infierno de inviernos eternos, que con golpes certeros me consumen entero. Todo se consume y nada se consuma. La suma final se resume, se anula a sí misma en la ecuación, se sume en la nada total y me anuda. Entonces reanudo la misión de asumir la verdad con total sumisión. ¿Asumir por pura ficción o muda aflicción?, tal vez sea una forma bruta de evasión. Encontré una nueva forma de evadir la fricción sintiendo afición a afligirme, autoinfligiéndome dolor. Infracción de sentimientos. Inacción, desistimiento.
Habito en un lugar donde la tristeza se ha vuelto mi hábitat. Y me consumo desenvolviéndome en él. Gritando de angustia alzo mi alma para volver a situarla en la vida. La disolución en la locura es la solución que todo lo cura, y resuelve habitualmente al dolor.

Carlos Dos Santos Daniel


Danilo Zárate Pachecho


Los tres poemas a la ausencia

I

El agua erosiona al mundo
mientras las pesadillas
consumen nuestros cerebros

Te recojo en simbiontes pasos
que forman huellas en el mañana
transforman pétalos en las falanges
de una mano obtusa, llena de miembros.
Una telaraña emerge en madera
consume los horizontes donde corrés,
alguna vez alcanzaré un paso unicornio
en el que mi destino sea marcado
por una sola flecha.

II

Entonces decido perderte
negando hasta mi ascendencia
consumida de etéreos personajes
calcinando locuras
(enmarañadas sensaciones)
alguna vez volveré a verte la cara
cuando las estrellas se interpongan
y el cielo se abra en nuestras cabezas

Te diré que más nunca te perderé
sujetándote entre mis brazos
llorando una canción salomónica
hasta que arda el pecho acólito.

Pájaros caerán en su vuelo
diagramando mandalas caleidoscópicos
que pintaré lejano e inhóspito
¿Quisieras volar hasta que no exista cielo?
El éter sumase a nuestro hallazgo, ahí están,
ahí vuelven las oraciones lejanas
hoy te escribo para no perderme.

III

Me faltaron veinte centímetros para tocarte
las yemas de mis dedos rozan tu perfume
me quedo oliendo hasta poseerte
quisiera saber qué tan cerca está Saturno
vayamos de una vez por todas
te extraño cuando lo único que existen son sus anillos
y se nubla el horizonte con la lluvia matutina.

Te entregaría hasta la piel que no poseo
detrás de estas letras la nada, y ya.

La esencia está en lo insurrecto
y te veo tan lejana que temo
temo a ese miedo absurdo de perder todo.
Nada nos pertenece, ni siquiera nosotros.

La lejanía es lo que nos acerca
y lo hace demasiado tarde.
Un árbol en medio del desierto,
la luna que no sale,
todo lo que vuela y perdura en el espacio,
las personas que te poseen,
la vid que no nace vino.

Te dejaré las palabras más perdidas
la pérdida del mañana.

Locarve


AMOR ETERNO


Desde el otro lado del charco,
te observo a la distancia
por que habito acá lejos....
detrás del ancho y profundo mar.

Me separan millas y leguas de distancia,
pero eso no me impide que yo te pueda amar
yo sé, que tal vez nunca, me miraré en tus ojos 
y a lo mejor tus brazos, no me estrechen jamás

Que pase lo que pase, aún sin tocarme
tus labios ya me han besado
y tu cuerpo junto al mio a delirado,
me has celado, has rabiado conmigo,
has reído, has disfrutado y me has amado.

Entonces...no te vayas ...
quédate..aún es temprano,
la magia del amor aún no ha brotado,
el néctar de mis labios aún no lo has probado,
y en el fuego de mi pasión aún no te ha quemado.

Entonces...no dejes que me vaya
y demostremos al mundo 
que sabemos amar
que a pesar del pasado, vamos a ser felices
y juntos de la mano, por el mundo avanzar.

Hugo Lozano

NOCTURNO
DESDE LO MAS PROFUNDO DEL OCEANO,
DESDE LA CUMBRE MAS ALTA EN LA MONTAÑA,
EN LAS PROFUNDIDADES MISMAS DE LA TIERRA
DESDE LA MÁS DISTANTE ESTRELLA,
CUANDO EL SILENCIO ATURDE MI CONCIENCIA,
Y DESCORRO EL TELON DE MI EXISTENCIA,
ALLI DONDE LA NOCHE ESTIRA SU LETARGO.
CUANDO EL DIA PARECE QUE NO LLEGA
CUANDO LAS SOMBRAS CUBREN CON SU MANTO
MI CORAZON ENFERMO Y DESGARRADO.
ES ALLI DONDE SURGE TU MIRADA
QUE ME DEVUELVE LA LUZ Y LA ESPERANZA
POR QUE EL AMOR EN TI SE FORTALECE
TRAYENDO ALIVIO A TODOS MIS PESARES.
AHUYENTAS LOS FANTASMAS QUE ME ABRUMAN.
REGRESANDO ENTONCES DE LAS SOMBRAS
CON LA LUZ DE TU SOL QUE ME ILUMINA
PARA SEGUIR CONTIGO SIN TROPIEZOS
POR EL BELLO CAMINO DE ESTA VIDA.

Oscar Patricio Novoa


AMOR DE TRAPECISTA



En la cuerda floja

Vivo por tu desamor

Al borde del abismo

He perdido la pista

Por este extraño

Amor de trapecista.



En eterno peligro

Me encuentro siempre

Cuando tu, no estás a mi lado

Me quedo en el limbo

Y sufro como un condenado

Cuando de tu ser emigro.



Amor de trapecista

Al borde del precipicio

Hoy te pido que me salves

De mi eminente caída

Que me acojas en tus redes

Y me devuelvas la vida.

Nancy Mejía


LA AMANTE DEL VIENTO.

Cada agosto pasaba lentamente fingiendo la calma de la tarde, haciendo maña frente a mi ventana y dejando entrar una que otra coleta de brisa que anunciaba su presencia. Yo sabia que espiaba la aroma perfumada de mi cuerpo y a propósito me bañaba en el perfume de las flores que a él más le gustaban. 
Mi instinto y el eterno verano de los nuevos tiempos, me hacían desearlo. Ardía de calor y solamente él, con el roce fino de su insipiente tacto en mi piel, podía regresarme la frescura de los tiempos en que abundaba la sombra de los sueños que acobijaban las penas. 
Al percibir su presencia, adornaba mi boca con besos sedientos y desnudaba la carne de forma femenina con que me había bendecido la vida. Así, seducirlo era muy simple y solo tenía que abrir la ventana de mis pasiones para que él con prisa sucumbiera en mi regazo. 
Yo bañada en el sudor de mis lamentaciones, solo anhelaba la paz de esas caricias que él soplaba tiernamente bajo mi ombligo y la danza fugitiva de ese viento que desviaba su rumbo para ondular mi pelo....Ser amada por el viento, era el mejor acto consumado a lo largo de mi vida. 

Cada agosto yo espero por él y él, corre a prisa por el mundo, con el único anhelo de regresar a ese cuarto donde fielmente lo espero... para dejarme amar.

miércoles, 28 de agosto de 2013

María de Lourdes Casanova Padilla


AMOR FUGAZ.


Amor fugaz
que en un instante se escapó
como el aliento
y no está aquí más
y no volverá jamás.


Ya no está tu ser, tu cuerpo
Pero te quedaste en mi alma,
En mi corazón, en mi mente 
me robaste la calma.

No te fuiste en este adiós.

Amor fugaz en un instante 
Te escapaste de mis manos
Pero eres mi vida.


Te siento en mi cuerpo,
Vives en mi mente.
Eres mi alma 
Y por tu recuerdo estoy viva.

Amor fugaz vuelve a mi
como aquel día que te metiste en mi alma,
vida mía y allí te quedaste
en algún lugar estás escondido,
vives en mi sueños y en cada latido


Eres mi aire, mi amor fugaz
me elevas al cielo 
y me dejas allá
sin piso, sin alma y sin paz.

Oscar Eduardo Flores


AMOR

Cuando se ama profundamente que bien se siente uno,
al brindarnos por entero abriendo y dejando al desnudo,
nuestra alma, que se ofrece así, como se encuentra,
en estado puro con plenas ganas de amar y sin pavura.

Uno se acerca a la pareja… lleno de miel y calidez,
igualando la forma de la primera vez… tomando las manos,
acariciando los rostros ambos, con la ternura de delicadeza,
tal cuando atrapamos una bella mariposa… posada en una rosa. 

Mutuamente nos solicitamos sin decirlo un dulce abrazo,
llevándonos a que nuestros ardores vivan el calor haciendo fuego,
y nuestra cama testigo de la entrega de almas,
vergonzosos clamados ahogados en besos humedecidos de amor.

Halagos libidinosos disimulados entre sábanas rosas,
cuyas huellas de tibieza de esa delicada emulsión de candor,
con gustillo melado... amalgamado a la jugosa fragancia de mujer, sinfonía de nuestros cuerpos entrelazados en este abrazo lleno de furor. 

Dos cuerpos casi inertes saturados de toda emoción,
con caricias vehementes en una entrega sin límites, apagada con esta llama ardiente de esta:
fantasía concebida a la perfección… llamada “AMOR”

Oscar Patricio Novoa


NÁUFRAGO DE AMOR



La fuerte embarcación

Que era nuestro amor

Se encuentra perdida

Sin rumbo, a la deriva

Tengo la ligera sensación

Que está llena de rencor.



Es tan fuerte el peso que lleva

Que su destino, es naufragar

En este mar insospechado

Que nadie, por más que ha intentado

Ha logrado nunca descifrar

Y con su existencia ha terminado.



Ser naufrago de amor es mi destino

Te buscare en todo momento

En la inmensidad del cielo

En la profundidad del mar

Incluso por debajo de las piedras

Porque fuiste algo divino

Y jamás te dejare de amar.

Ana Clara Leguizamón

Me gusta cuando la palabra pierde peso.
Porque las sabemos tan calificadas,
las aprendemos y usamos tan textuales, significantes y exactas.

Me gusta repetirlas tantas veces hasta que no signifiquen nada.

¿Probaron eso?
Cualquier palabra es nada después de repetirla
continuadamente y sin parar al menos 20 veces
Es más … Da una risa!!
¿Qué loco no?

Tan precisa que quiero ser al utilizarlas
tan cuidadosamente las elijo cuando intento decir lo que quiero decir
para que se entienda “exactamente eso” y no otra cosa.

Y sin embargo … Me gusta cuando la palabra pierde peso
Es tan liviano …
¿Probaron eso?

Vanesa Palacio


Imagen de mujer.

Aquella imagen que mi espejo 
refleja se encuentra 
la la figura de una mujer 
que ha pasado por los
estado de animo mas grandiosos de 
la vida , dios puso en mi camino 
el amor , las alegrías ,los llantos 
interminables , las noches eternas de desvelos 
continuos , el espejo no miente , mi figura 
se ve espléndida tan hermosa que sabe disimular con
el mejor de los disfraces , las heridas que me dejo tu 
desamor , han pasado los años , y aun sigue tu recuerdo
pero mi imagen se mantuvo igual o mejor antes de todo 
lo vivido a tu lado en esos años de amor y pasión , que
jamas pensé que terminarían, aun así en tu partida 
quedó la desilusión y los desvelos con llantos 
interminables que cubrieron mis noches aun en la actualidad .

Solo pienso como estarán aquellas calles que juntos 
recorrimos de la mono donde cada esquina 
nos encontrábamos en un beso profundo,
como dos adolescentes enamorados
hay recuerdos que vuelven a mi mente 
y traes lo mejor que mi amor me dejó,
en mi espejo se puede observar la mirada perdida de una 
mujer que continua enamorada , de aquel errante 
amor de primavera , que sin perder la ilusión del reencuentro
vive apasionada y se viste se peina y se maquilla para el ,
conservando la imagen que lo de tubo ante mi 
aquella tarde bajo el brillo del sol de primavera ,
pero la primavera se fue y con ella mi amor .

Quizás no me recuerdes , quizás nunca volverás 
como un amor primavera , estas en mi mente 
y en todas mis cosas , el perfume del encuentro 
se quedo en mi habitación , en mi ventanal , te 
esperaré se que no tardarás , en mis versos 
tu recuerdo , en mi corazón late mi amor por ti.
Mujer fuerte me hizo la vida para resistir el paso 
de tu olvido la nostalgia de tu desamor , y calmar 
la sed de agonía con lagrimas del corazón 
resistiré , no ve encontraras vencida ,pero si muy herida
derritiendo mi pasión en tu cuerpo ,quiero recibir 
tu imagen y tu cuerpo , amor.Se hace tarde y 
buscaré el refugio en las estrellas que compartimos 
cada noche para que ellas te lleven mi mensaje de amor.

María Marta Stanganello


La poesía camina...corre por la sangre
los poetas también lo hacen
es imposible detenerlos
son presencias urgentes
habitantes que nacen 
de labios con amaneceres y ocasos...
La poesía camina...corre...trepa..salta
y en su destreza
deja recorridos por donde andar
muy alejados del humo terrenal
que todo lo contamina y desarma...
La poesía se amontona
y desde el talle de un alma
dispara primaveras 
para colorear la monotonía ...sus grisáceos...
y da gusto sentir este tipo de puntería/disparos
cuando la humanidad 
se asemeja a una sensación térmica
de ola polar en corazones y miradas...

Modesto Iván Zepeda Jr


En Resumidas Cuentas

Tu no me quieres mujer, pero sabes, yo, yo si te quiero, te quiero a la buena, bonito, quedito, sin hacer ruido, calladito, de puntitas, te quiero desde la punta de tus pies hasta la punta del más alto de tus teñidos cabellos rojos. Tu no me quieres princesa, yo lo se, y esta bien, pero yo, yo te amo, y como no amar tu belleza pura que posees! Como no amar tu bélico andar y tu hermoso cantonear, que ganas de dibujar mi amor en tu acorazado corazón. Tu no me quieres nada, más sin embargo y con mucho gusto yo te quiero toda, si absolutamente toda, sucia o limpia, sudada o sin sudar, con aliento fétido o aliento de rosas, con frescura y sin frescura, despeinada o muy bien peinada, maquillada o sin maquillar, chancluda o en zapatillas, quiero a la flor de tu cuerpo y a su perfume natural, ese que con el calor se acentúa más. Desafortunadamente tu no me quieres ni tantito, nada, pero el amor que siento es más que suficiente, alcanza pa los dos, seré paciente, y esperare en silencio. Tal vez no me llegues amar, pero al final el intento será más que celestial, por que habrá valido la alegría la ilusión, una ilusión mía, muy mía, por que al fin de cuentas muchas veces siendo todo, terminamos siendo nada. 

María Marta Stanganello


ANTE TODO...LIBRE

hoy renuncio a la prolijidad
dejo mis votos de exacta
en el tacho de la soledad
cualquier obsesión
puede declarar en mi contra
y no sé
si estoy preparada
para el cautiverio de un corazón
cuando las alas no me salen
no hay de mi talle
o la tierra me aplasta...
porque si hay algo
que temo
es a la uniformidad de la sangre
y a soñar demasiado alto
casi tan lejos
que mis piernas
no reconozcan su casa
por eso..
hoy
y hace demasiado rato
decidí no esclavizarme
a la orden de los aburridos
quienes guardan espontaneidad
en los bolsillos de la mentira
yo
por las dudas
llevo muchas flores
popurrí de aromas
poemas en la billetera
y en la suela de mis sandalias
montones de caminos
para no escapar sola
cuando demasiada regla
lastima..endurece..sopla
y no entiendo
que
como
y por qué
pasó
que me vi con la sonrisa
creciendo para adentro
mientras desde algún lugar
de mi propia luna
despeinaba las ideas
al mismo tiempo que los cabellos(...)

Locarve


PERDIDO

Quién te enseño a vivir en la quimera
de tantos brazos, de tantos labios,
de tantos ojos, de tantas camas,
a quién buscas , a quién esperas.

Dime quién transformo tu risa en llanto,
dónde se quedó aquel ser 
que en la vida amo tanto,
dime porque huyes del amor
si en el fondo lo anhelas.

Ven estoy aquí , me ofrezco a ti,
para enseñarte a amarme,
en verano, otoño, invierno y primavera,
cuando el sol queme, cuando el frío llegue
yo seré tu compañera.

Yo cuidaré de ti y secaré
de tus ojos las lágrimas
y besaré tus labios y les pondré sonrisas
y volverás a amar y a hacer feliz,
te lo prometo.

Seré paciente y a la vez persistente,
yo te entiendo y te comprendo,
por que también yo igual que tú,
me enamoré y perdí
y sé, lo que es pasar por ese infierno.

María Amparo Lamas Abella


El destino.

El hilo del destino se estira y afloja.

Se despeña por la derecha,
sucumbe en el este,
enervándose en el entrecejo del oeste.

El hilo se torna seda,
se eleva , disgrega de su prisión.
Mariposa libre,
pernocta en tu pelo.
Delfín danzarín, 
rebusca a su sirena.

El ciclo del azar se hace un lío.
Las estaciones le asedian,
los minutos se tornan años.
Agua guarnecida con brisa,
cielo cuajado de nubes claras,
cielo estrellado sin rumbo fijo.

El día es insípido si no estás tú.
El futuro está manco,
sin ti de la mano.
Viudo está el tiempo,
desfila, clama tu ausencia.

Si el sino no nos sale al encuentro,
revuelvo, olfateo, escarbo hasta localizarte.
Continentes ,nirvanas, escombros,
en algún lugar se ensamblará nuestra parte.

Golondrina etérea,
se asienta en tu vida.
Colibrí arco iris,
se engarza en tu dedo.

¡Y el hilo negro se convirtió en blanco!

Flavia Lorena Alderete


La sombra del amor...

Catherine:

Yo no pude ser aquella arena
donde pudieras detener tus pasos
mas soy la mística de tu pena
y el aire atrapado entre tus brazos.

Heathcliff:

Tu alma tan despiadada es de roca
el epitafio de mi amor lleva escrito
me diste ese beso caído de tu boca
yo lo recogí humillado te lo admito.

Catherine:

Mi beso no fue amor sino sentencia
oscila entre lo prohibido y lo eterno
y pude ser guarida en la inclemencia
mas elegí los pasadizos del infierno.

Heathcliff:

La sombra de tu amor es mi condena
de herencia me queda un quebranto
que a una vida de estío me encadena
después que mi corazón te amó tanto.

Catherine:

Yo no supe ser la playa para tu barca
donde pudieras descansar de tu viaje
mas soy ese aura que todo lo abarca
y esa carga ineludible en tu equipaje.

Carlos Dos Santos Daniel


Nancy Mejía



GRAFITO Y YO.
(Homenaje al lápiz)

! Me ha causado mucha ternura verlo! 
Ya su cabeza ha perdido la prominente y larga goma 
con que en viejos días borraba mis equivocaciones,
...han sido tantas y tantas, 
que desconozco el cálculo exacto de cuantas son, 
el caso es que él, siempre ha estado ahí;
como lo está un mejor amigo, 
para ayudarme a borrar y darme una nueva oportunidad 
de comenzar bien, como debe ser.

Un día al mirar su cuerpecillo, 
con burla observé su delgadez, (como si no se alimentara) 
y en tan malintencionado pensamiento, 
él solamente me respondió: 
Así soy por que fui diseñado para caber entre tus manos 
sin lastimar tus dedos 
y entrar en la cartera de tus eternos pensamientos. 
...Entonces, yo muy avergonzada me sentí, 
pues grafito lo hacía todo por mi 
y yo sin pensar me reía de su estado anoréxico.

Él era un sabio, un loco del amor, 
un vagabundo promiscuo y celestino
que escribió mil cartas con bellos sentimientos para todo el mundo, 
sin egoísmo, sin reproche, 
...solamente las escribió con el fin de hacer feliz a quien las leyera, 
dando en cada fonema un trozo de su grafo negro 
que agotado se iba disminuyendo.

Fue testigo de mis noches sin dormir,
de mis alegrías y tristezas, 
dibujó corazones con flechas atravesadas
y hasta alguna vez una caricatura traviesa
del profesor que tanto me aburría,
fue mi ecuas, mi cómplice, mi amigo.

Los pensamientos de amor y ética humana siguen en mi cabeza, 
la inspiración crece y mi amor por la letra prevalece.
Grafito esta muy gastado, 
ha envejecido tanto, que como un viejo encorvado
ya casi llega hasta el piso,
es pequeño, muy pequeño...
pero hasta en el último centímetro de punta
guarda un inmenso corazón,
él, mi amigo fiel, yo, la causante de el arduo trabajo de su vida.

GRACIAS GRAFITO POR TANTAS AVENTURAS VIVIDAS A MI LADO.

Humberto Dib


Voy Ayer

Me da un poco de vergüenza contarlo, pero mi primer beso verdadero tuvo sabor a guiso. Era de noche, Mónica había conseguido salir a la calle para verme con la excusa de sacar la basura. Allí me regaló aquella saliva aceitosa, condimentada con pedacitos de arveja. De fondo se escuchaba I saw her standing there, la voz de Paul se colaba por la rendija que había quedado en la puerta mal cerrada. Ese exiguo instante de eternidad me bastó para quedar enamorado de ella. Yo tenía 13 años.

Alguna vez creí que compartir mi vida con una mujer en la comodidad de un apartamento coqueto bien podía ser la síntesis de la felicidad. Pero no, muy pronto aquel apartamento encantador de mis sueños se transformó en una horrible celda de la que no conseguía escapar, al menos no de una manera inocua. Es que me casé con Elisa siendo muy joven y sin estar enamorado. Me casé no solo para disfrutar de una felicidad ficticia, sino estúpida, que es lo peor, la dicha de vivir en un apartamento bonito lleno de anaqueles con portarretratos y adornos cursis comprados en ferias de artesanía. Yo era de esas personas que tienden a relacionar el amor con las chucherías que se colocan sobre los muebles. Más baratijas, más amor: un cálculo idiota. En fin, nuestra convivencia no podía terminar de otra forma.
Durante aquellos meses de muerte en vida que fue mi matrimonio, había adquirido el hábito redentor de espiar a la vecina del 3º 'A' que -a su vez- tenía por costumbre vestirse y desvestirse frente a la ventana abierta de su dormitorio, la cual daba al patio interno. Desde la cocina, subido al mármol del fregadero, solapado tras la oscuridad y los vidrios entrecerrados del ventanuco, podía observarla con lujo de detalles. Le había tomado el tiempo y sabía en qué momentos del día se dedicaba a quitarse la ropa y a mostrarse semidesnuda. Lo hacía sonriendo impúdicamente y con la cadencia propia de una profesional del espectáculo erótico, en verdad conseguía excitarme. Confieso que todas las relaciones que mantuve con mi mujer estuvieron sostenidas por las fantasías que me creaba con la del 3º 'A'. Pero un día tuve la ruina de encontrarme con ella en la puerta de calle. No podía dar crédito a lo que me mostraban los ojos, esa hermosa Venus del striptease -de golpe- se había convertido en una mujercita sin el menor encanto: baja estatura, hombros caídos, ojos saltones y varios etcéteras. Aunque haya puesto cara de desconcierto, estoy seguro de que sí entendió por qué, al pasar a su lado, le dije que era una reverenda desgraciada hijadesumadre.

Lo que se vive después del primer beso es una sensación tan novedosa que no termina de agradarnos del todo, sin embargo, tenemos la imperiosa necesidad de renovarla una y otra vez en nuestra memoria hasta que termina pareciéndonos maravillosa y queremos repetirla en la realidad. Y la repetimos, por supuesto, y en cada reedición concreta se va acentuando lo bello y se va desvaneciendo lo extraño. Entonces andamos así, como si en verdad no fuera que avanzamos por la calle, sino que la calle se fuera metiendo -lenta y cadenciosamente- dentro de nosotros, que flotamos a varios centímetros del piso, algunos con sabor a guiso infinito en la boca.

Salma Hassan

14 de agosto

Las calles milenarias pobladas de carniza.
La revolución se ha vuelto coágulo. 
Humanos humeantes de sus ramas desgajados, 
metrallas sobre el horizonte.
El desierto aloja el aroma de sus muertos.
El llamado gime una oración corta
y los faraones ríen en sus tumbas.
El caos sopla velas sobre el mar de las razones,
mas, nunca habrá razones para la muerte absurda.
Hoy la muerte se ha escrito por decreto in-humano
y el dedo acusador se interpuso al destino.
Apresado el elegido, se libera al títere homicida.
Y por entre el caos la gente sufre, sufre… 
Se derrama la sangre como cera de mil velas,
fundida, seca y mezclada cae en el abismo,
tal como una gota oscura.
El tiempo no regresa y tampoco los muertos.
Ya ni Dios pudo salvarlos de una trampa segura,
ni Dios, aunque provea la gota esperanza.

Matías Berrondo

En la niebla

La niebla
cubre el campo
en toda su extensión.
En la tierra
húmeda y profunda
crece raíz la noche.

Y tu cuerpo
es un pozo
que voy a cavar,
un agujero a vencer.

En la palabra
que desentierro
vibran rayos lunares
ecos de tu voz.

para esconderme de los tigres
que rondan el sueño y la niebla,
busco tu mensaje
grabado en el hueso de la luz
allá en lo hondo.

Fausto Aybar

DESLINDE 

En la solemnidad de la investidura; el diccionario se adueña del protagonismo, aplausos a granel, mas al salir del trance, un niño pide, una moneda para comer. Y es el único instante para darnos cuenta, que nuestra prenda de vestir más lujosa es: nuestra propia piel. 

Toni Jiménez

EN EL AMOR

En el amor no prometas nada, no propongas nada, solo así nadie dispone de ti. Cuando no hay objetivo, sin expectativas más allá del presente, en el amor no hay fracaso posible. El amor es la religión del momento, ¿qué puedes prometer? Ya estás en el momento y de la calidad de este momento nace el siguiente, es un continuo que no cesa, ya no debes prometer, solo promete el que duda, ¿cómo puedes dudar del presente? Si prometes amor, entonces la promesa se convierte en algo más importante que el amor, ahora lo conviertes en compromiso y deber. Dices: “Te di mi palabra”. ¡Exacto! Diste tu palabra, pero la  palabra nace del pensamiento, un fragmento de ti, ahí no eres total. Cuando la mente suprime el corazón ahora nacen necesidades irreales en forma de ideales que no se van a cumplir: proyecciones y simbolismos que no sientes, solo imaginas. El que promete es el ego y el que fracasa también, pero no el amor. Pero cuando sientes, eres uno con el otro, una unidad sintética, dónde todo se vuelve uno, por eso te siento y no pienso que te amo, amo porque siento. Cuando comprendes esto, es como si fueras flotando en el río de la vida, adaptándote a las irregularidades del terreno, y como el amor buscas la vía de menor resistencia: fluyes. No dejes que el amor se convierta en una institución, son deberes, pero no amor; en las instituciones uno debe siempre comportarse pero no ser espontaneo; no quieren la abundancia de la energía  de la vida, porque cuando tienes esta abundancia de energía, e incluso, a distancia lo haces llegar: el amor es imparable.El amor te mantiene joven, está naciendo continuamente, es vital, emana del corazón, del ser, su latido está siempre aquí, no late para mañana y no promete, no se adelanta. Realmente uno nace cuando nace al amor, lo demás es ir cumpliendo años, pues cada vez que lo celebras mueres un año más. Pero el ego envejece, te desgasta con sus esfuerzos por estar dónde no debe ¿No estás arto de tu ego, con quién estás viviendo, no tienes el enemigo en casa? El ego es viejo, es el pasado tratando de imponerse al presente cargado con la losa de tus fracasos, arrepentimientos y odios que aún tienes pendientes de solucionar y, entonces, sabotea al amor no dejándole fluir. El amor es joven porque no lo puedes acumular, está fluyendo y es inocente, pero, para muchas personas, inocente equivale a tonto. Ponle condiciones al amor y por su propia naturaleza desaparece, es inabordable por naturaleza, salvaje. Y, si desaparece solo te queda el ego disfrazado de compromiso y fidelidad: sucedáneos míseros llenos de deber y sacrificio. ¿En que se ha convertido tu vida ahora? En puro ego que intenta “practicar” el amor y se estrella una y otra vez contra las rocas de la indiferencia. Ahora siempre estás esperando amor, estás en la cola de espera de los demás, pero la pregunta que debes hacerte es: ¿soy capaz de recibir amor? Eres capaz, estás receptivo o lo tienes que pasar por el filtro de tu ego: pasado, apegos, identificaciones, condicionamientos… Pero el amor no es una exigencia, nace de la profunda comprensión, no puede ir mendigándolo, no puedes demandarlo, es algo que se produce por la felicidad suprema de darlo y se multiplica volviendo a ti, pero jamás lo exijas. Exigir es una barrera entre tú y el amorAl ego no le interesa lo que no puede poseer y el amor no lo puedes poseer, por eso se disfraza de múltiples maneras y te confunde y acabas en la desesperación al poseer a la otra persona. Por eso, mientras el ego habla no se escucha el silencio amoroso del corazón, un silencio que canta, que danza, que fluye… El amor es existencial, es tu estado natural, tengas relaciones o no; no te enamoras porque el otro sea así o de la otra manera, sino porque eres amor: tu estado natural. Lo esencial en el amor, no es amar, es ser amor, estar pleno de él. No hay motivo para el amor, tú no eres mi motivo, pues cuando hay un motivo, entonces allí, en ese momento se acaba el amor. ¿Si amas a una persona por un motivo, esa misma persona puede odiar a otra a la vez? ¿Es eso posible? Eso pasa por funcionar por motivos que antes o después desaparecen. Cuando amas no dependes de la persona amada, pero a tu ego le gustaría eso y es debido a ello que se inventa un motivo. Solo puedes amar a uno si eres capaz de amar a todos, pasas de restringirte a expandirte, entonces amas a todos en esa persona, a través de ella: sincronía, estamos en comunión. Así el amor se salva de la relación: el simple bagaje del intercambio de las personalidades y la cosa funciona un poco si es equitativa. Estar pleno de amor es nuestra naturaleza, no hay motivo, eres así, descúbrete, no te aplaces. Y, recuerda una cosa: en el amor nadie te engaña, tu mente proyecto tus ideales para que se cumplieran tus deseos, y esa planificación te impide llegar al corazón del amor que solo surge de la espontaneidad, por eso no sientes el amor, solo piensas que amas. Ahora deja que la espontaneidad surja, es posible que al principio te cueste un poco, que te sientas incomodo, años de esquivarla se nota, pero después una energía amorosa te invade de tal manera que te lleva al éxtasis del amor. Solo así la vida merece ser vivida, te invito a que no solo sobrevivas.

Jose Luis del Castillo


LA PARADA

Espero un baile 
lento 
en la parada
del autobús del miedo

lluvia en la calle
llora 
en la mirada
de algún dolor ajeno

caen sobre el aire
gotas
desencontradas
que mojan los silencios

música suave
caras
desencajadas
recorren el paseo

un quedo instante
mora
en la parada
de la línea deseo

sólo tu talle
pinta
la esperanza
al despeinar mis sueños.

viernes, 23 de agosto de 2013

María Amparo Lamas Abella



Somos pueblo.

Somos indisolubles.
Pueblo de núcleo y hueso.
Mundos ancestrales.
Cera llovediza, maleable.
Enjambre de civilizaciones.
Pergaminos, con sangre delineada,
con simbolismos, misticismos,
desviaciones, inclinaciones,
valores, umbrales, ideales.

Somos pluralidad, raza,
estimulada por equivalente luz.
Brotamos, elevados,
yacimientos de la hembra tierra,
bañada por la palpitación de los mares.

Somos hermanos, linaje de sangre humana.
Anudados por similar cordón umbilical.
Similares nuestros temores,
ávidos de afines empeños.

Somos un único cosmos,
con diversidad de mundos.
Cabrioleando las mismas danzas,
entonando músicas y cantos.

Somos vida en caravana.
Locomotoras, activas, en acción.
Somos trotamundos de fabulas,
narradas a nuestra manera ,
con religiosa devoción.

Somos estirpe, continuidad,
savia, existencia.
Estampa ,adagio de la belleza.
Somos pueblo divino,
creado para pervivir,
diseñado para amar.

Marina Aguirre



Realidad

Salió de su fantasía, 
dejó de volar, bajó de las estrellas.
Detenida al ver escrita en la pared la realidad.
Desilusionada al saber que jamás podrá tocarlo. 
Piensa en que hacer en esos momentos,
en los que detenía el tiempo para admirarlo.
Apaga la luz de sus ojos,
creyendo que volverá a encontrar con que deslumbrarlos. 
Piensa en quien le dijo.. "lo prohibido atrae"
pero solo puede sentir que lo prohibido .. "duele"!!!!! 

María de Lourdes Casanova Padilla



LO PUEDES VER.

Puedes ver amor cuanto te amo, 
puedes ver lo mucho que significas para mi, 
puedes ver la luz tras la distancia 
y el amor inmenso que siento yo por tí.

Puedes amor sentir como la vida 
nos une y no nos deja vivir
como el aliento circunda 
el tú y yo que vibra en mi?

Ya casi amanece y el sol dará en tu cara,
ya casi amanece y te veré al fin
veré tu imagen, veré tus palabras
que dicen entre dientes
te amo vida mía ven a mi.

Ya casi amanece y vendrás a mi,
veré tus manos, tus ojos tu pelo
veré tu cabello
mi cielo en tu cielo yo quiero vivir.

Ya casi amanece y se ilumina mi esperanza
de saber de ti y aliviar mi alma,
de escuchar de tu vida y sentirme feliz
como cada mañana que te veo vida mia
en el cielo de mi alma y en mi amor sin fin.